Arroz con foie y crujiente de alcachofa

Vamos allá con otra recetita...



Ingredientes:

Arroz (el que se utiliza para hacer rissottos )
Foie crudo de pato
Escalonias cortadas muy pequeñas
Caldo de carne
Sal
Pimienta
Parmesano
Aceite de girasol
Alcachofas laminadas




Preparación:
En una paella calentamos aceite y añadimos las escalonias. Cuando estén al punto, más o menos cuando vemos que se ponen transparentes, añadimos el arroz y removemos bien para que se junten los sabores. Muy lentamente vamos poniendole el caldo de carne. Salpimentamos y continuamos removiendo. Este proceso se debe hacer con mucho cuidado.
Pondremos la cantidad de caldo que nos pida el arroz.


Añadimos el foie y continuamos removiendo. Después ponemos el parmesano.
Se le puede añadir una yema de huevo. Este paso es opcional. La yema de huevo le da más cremosidad.

El tiempo de coción depende de la clase de arroz que utilicemos. Debemos seguir las instrucciones del envoltorio.





Alcachofas laminadas

En una sartén ponemos un poco de aceite y cuando esté muy caliente se añaden las alcachofas. Bajamos el fuego para que se vayan haciendo poco a poco. Una vez estén doraditas, se sacan. Nos servirán para la presentación del plato.

Presentación:


¡Buen provecho!

4 comentarios:

lucalvago dijo...

Como de costumbre tiene una pinta estupenda. A ver cuando pasamos de la teoría del blog a la práctica de la mesa de tu casa, que no sé como decírtelo para que me pilles la indirecta :P

Veo dos puntos por los que esta receta no es viable en mi caso:

Primero. ¿Qué c#$o (con perdón) es una escalonia?

Segundo. Lo de que el arroz te pide el agua... seguro que hay que tener 5.000 horas de cocina para entender sus indirectas :)

lucalvago dijo...

Ya he buscado lo de la escalonia. Tanta historia y es una cebolla :D

Mª Angeles dijo...

¡Eep! cuidadín: La escalonia es un tipo de cebolla diferente a la cebolla normal ehhhhhhh?

Chalota: Planta aromática con bulbo, cuyo nombre científico [alliun Ascalonicum], hace presumir que es originaria del próximo Oriente. La Chalota es una lilácea, como la cebolla y el ajo, pero su aroma es más sutil que el de la cebolla y menos acre que el del ajo. La Chalota fue y sigue siendo el condimento tradicional de Burdeos, y de ahí, se desarrolla hasta ser aceptado por la cocina de París. Finamente picada, acompaña a las ensaladas y a las "crudites", a las carnes asadas o estofadas y a los pescados preparados de igual modo, pero sobre todo realza las salsas.

http://www.lachalota.com/

Esa incultura culinaria....

Mª Angeles dijo...

Lo del arroz te pide el agua...

cuando ves que se va quedando sequito, le vas echando más. Sigues el proceso:(arroz se queda sequito,tú echas más agua) y así hasta que el arroz esté en su punto.

Ainssssss... se os ha de explicar todo.

Hombres....

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.