FIDEUS ROSSEJATS AMB VERDURES

Aquí va otra. Esta es muy económica y fácil de hacer.







Los fideus rossejats, son fideos dorados o tostados. Ayer cayó en dos minutos esta paella de la foto regada con un Bach extrísimo semidulce. Esto supuso luego tener que hacer una hora larga de siesta para poder recuperarme. Cosa que no me vino del todo mal.

Soy de blancos, lo siento. Me da igual si me critican. Me gusta y punto. Con el calor que hizo ayer, bien fresquito, estaba de miedo...

Ingredientes:


1 paquete de fideos del número 0
2 calbacines pequeños
1 cebolla tierna
1 diente de ajo laminado
Caldo de verduras
1 tomate
Aceite
Sal
Pimienta
1/2 cucharadita de pimentón dulce




Preparación:


En una sartén honda ponemos un buen chorro de aceite. Cuando comience a calentar a fuego muy suave, añadimos los fideos para que se vayan tostando lentamente.
Vigilamos que no se quemen. Al loro que ¡Sólo tienen que dorarse!. Cuando tengan un color dorado, los apartamos y los ponemos sobre papel de cocina para que vayan soltando todo el aceite.

Mientras, en una paella, ponemos 2 cucharadas de aceite y añadimos los calabacines cortados en daditos muy finos. Debemos quitarles primero la parte central dónde se encuentran las semillas.
Cuando estén ya un poquito sofritos, añadimos la cebolla y el ajo laminado y vamos removiendo muy lentamente durante unos minutos.
Añadimos los tomates a los que también hemos quitado previamente las semillas y cortado en daditos muy pequeños. En este punto, subimos el fuego para que vayan soltando el agua. Un minuto más y añadimos lo fideos que tenemos apartados.
Damos unas vueltas para que se impregnen bien los sabores y añadimos el caldo de verduras.

La cantidad de caldo a añadir, debe bañar justo los fideos, no más. Salpimentamos, ponemos el pimentón y metemos la paella en el horno previamente calentado dejándolo de 7 a 8 minutos hasta que se dore bien.

Los fideos se levantarán y quedarán 'erizados' dándo un aspecto bonito y dorado a la paella.

Sacar del horno y ¡a la mesa! .

Se sirven con una salsa all i oli muy suave.


Apa, ¿quien se atreve?

¡Bon profit!



1 comentario:

lucalvago dijo...

Si con el "quién se atreve" te refieres a quién se atreve a hacerla, yo no. Demasiado sofisticado, seguro que acabaría con un montón de fideos carbonizados. Si te refieres a quién se atreve a probarla, trae pacá dos platos. Y una botellita de blanco, por supuesto. Si no tienes Bach de ese tuyo, con un Blanc Pescador ya me apaño. Me confieso, los blancos también son los perdición. Lo de que el buen bebedor prefiere los tintos es algo que dicen los teóricos buenos bebedores y que no diré que es una patochada por si hay alguno leyendo :) Biquiños.

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.