Addo Elephant National Park (parte 2)

Sobre los elefantes

En África los elefantes están protegidos en reservas naturales. Allí viven en total libertad y a resguardo de cazadores furtivos.

El elefante es un animal social que vive en manada en una sociedad matriarcal. Las manadas las forman las hembras adultas y sus crías y se concentran en grupos de unos 10 indivíduos.

Los jóvenes machos son expulsados del grupo a los 12 años aproximadamente porque ya se consideran sexualmente maduros.

La hembra más adulta es la que lidera el grupo y protege las crías de los enemigos. La trompa juega un papel importante en este proceso ya que sirve para levantarlas, empujarlas y ayudarlas a caminar. Cuando las crias crecen, las hermanas mayores ayudan a la madre a cuidar de ellas.

Estos grupos de elefantes, se unen a la vez con otros que tienen los mismos genes llegando a alcanzar grupos superiores a 30 individuos.




Curiosidades:


  • Cuando un elefante muere, los miembros de la familia lo lloran e incluso algunas veces lo tapan con ramas.
  • La longevidad de los elefantes es de unos 70 años.
  • Necesitan ingerir 170 Kgs. de alimentos diariamente.
  • Se alimentan de cortezas, árboles y arbustos.
  • Tienen un solo hijo y su gestación dura de 17 a 25 meses
  • En la estación húmeda se agrupan y en la seca se dispersan.
  • No tienen glándulas sudoríperas y por eso necesitan bañarse en barro para refrescarse.



La leyenda de Hapoor

Durante la exterminación de los elefantes por los Afrikáners, del grupo de 11 elefantes que quedó escondido entre los matorrales del parque, se erigió como macho dominante un elefante al que llamaron Hapoor.
Tenía un carácter violento y agresivo, desarrollado quizás por las malas experiencias que había tenido con los humanos anteriormente. Su dominio duró desde 1944 hasta 1968.
Una de las elefantas del grupo desarrolló un tumor y los guardias que se lo tenían que extraer, la tuvieron que dormir. Hapoor y otra elefanta del grupo intentaron aguantarla de pie pero cuando la droga hizo efecto, la elefanta cayó dormida. En un arrebato de frustración, Hapoor le clavó hasta dos veces el hoyal en el cerebro y provocó su muerte.
Hubo otras víctimas de Hapoor con elefantes que tenían sus mismos genes durante su domino. Pero un día, un elefeante le hizo frente y finalmente lo derrotó y Hapoor fue entoces expulsado de la manada, convirtiéndose así en un macho solitario muy peligroso.

Ni siquiera las vallas construídas con raíles de tren fueron capaces de controlar su agresividad y evitar que las saltara y un día las saltó y se escapó.
Debido al peligro que representaba para los habitantes de los alrededores, finalmente lo tuvieron que matar.
Su cabeza se encuentra expuesta en el restaurante del parque y la balsa del agua en la parte sud-oeste del mismo lleva su nombre.
Hapoor fue el elefante que más tiempo duró como macho dominante.



Y para reflexionar:
"Porque ser libre no es solamente desamarrarse las propias cadenas, sinó vivir en una forma que respete y mejore la libertad de los demás"
Nelson Mandela

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.