Pastel de natillas con piña y manzana





Este es un pastel basado en una receta sacada del libro: Reposterías de conventos con alguna pequeña variación:

Ingredientes:

125 g de mantequilla
165 g de azúcar (he combinado 65 g de azúcar glas con 100 g de azúcar normal)
225 g de harina leudante (ver al final como se prepara)
60 g de almendras molidas
2 cucharaditas de natillas en polvo
125 ml de leche
1 manzana bien hermosa
2 rodajas de piña en almíbar
180g de mermelada de frutos rojos caliente.

Natillas:

2 cucharadas de natillas en polvo
2 cucharadas de azúcar
250 ml de leche
1 cucharadita de vainilla
20 g de mantequilla

Primero preparamos las natillas de la siguiente manera:


En una cazuelita a fuego bajo mezclamos las dos cucharadas de natillas en polvo, las dos cucharadas de azúcar y la vainilla. Si lo prefieres sustituye estos dos últimos ingredientes por azúcar avainillado (3 cucharadas). Añadimos la leche y batimos sin parar con una cuchara de madera hasta que espese. Cuando hierva y la mezcla haya alcanzado el espesor que nos guste, retiramos del fuego y añadimos la mantequilla. Batimos con fuerza hasta que esté bien integrada. Tapamos con papel film y dejamos enfriar.


Preparación de la tarta :



Ponemos el horno a calentar 180-190º y engrasamos un molde desmontable de 23cm.


Batimos la mantequilla con el azúcar con batidora de varillas. Debe quedar bien esponjosa.


Añadimos los huevos uno a uno sin parar de batir. Cuando la masa haya doblado el volumen y quede de un color pálido, añadimos la leche, la harina, las almendras molidas (dejamos un puñadito para adornar) y las natillas en polvo.


Mezclamos suavemente con una espátula de madera hasta que quede todo bien integrado.


Volcamos la mitad de la masa en el molde y cubrimos con las manzanas cortadas en rodajas la piña en trozos y echamos encima las natillas que teníamos preparadas.


Añadimos la otra mitad de la masa.


Cubrimos con el resto de las almendras molidas


Horneamos durante una hora aproximadamente.





Cuando esté todo cocido, sacamos del horno y dejamos reposar unos 5 minutos. Desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.


Calentamos la mermelada y la pasamos por un colador. Con un pincel vamos dejando caer gotitas de la mermelada por encima. Cuando esté seco, espolvoreamos con azúcar glas.



Como veis, el resultado visual es espectacular y está riquísima.


Harina leudante: Si no la encontráis en tiendas, se puede preparar de la siguiente manera:

Se ponen tres tacitas de harina y se la añaden 3 cucharaditas de levadura (Royal) y dos cucharaditas de sal. Tamizamos tres veces con un colador para mezclar bien. Guardamos en lugar oscuro. (Nota: para la elaboración del pastel de natillas con piña y manzana sólo es necesario la cantidad indicada en los ingredientes).

are

6 comentarios:

El Hada de las Tartas dijo...

Tiene una pinta buenísima. Me encanta la idea de ponerle natillas. Gracias por venir a visitar mi blog. Un besito:)

Mª Angeles dijo...

Muchas gracias. Tu blog es fantástico. ¡Voy a aprender un montón! :-)

Dulce dijo...

Esta tarta tiene que estar más jugosiiiita, que rica! me quedo viendo tu blog Angeles, besos

Mª Angeles dijo...

Gracias Dulce,
Y Yo me quedo con el tuyo que está muy bien. Besitos

Isabel - Frabisa dijo...

Qué rica, Mª Angeles, se ve súper jugosita.

Es de las que me gustan, no lleva grasa a toneladas y la manzana le aporta sabor y jugosidad.

Me llevo la receta, seguro que en algún momento, la haré.

un besito y buen finde

Mª Angeles dijo...

Graciñas Isabel,
Espero te salga rica,rica.
Biquiños.

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.