Tarta de fresas

Continuando con mis prácticas reposteras, hoy comparto con vosotros esta tarta de fresas muy fácil de hacer pero entretenida.


Dividimos la preparación en tres partes: El bizcocho, el relleno y la presentación.



Para el bizcocho:




150g. de harina


150g. de azúcar


1/2 sobre de levadura


5 huevos.






Para mojar el bizocho:




1 cucharadira de mermelada de fresas


1 vasito de anís


2 cucharadas de azúcar


1/2 vaso de agua






Para el relleno: Crema pastelera






4 yemas


125 g de maicena


1/2 litro de leche


150 g de azúcar


piel de medio limón


1 vaina de vainilla


25 g de mantequilla




Para presentación y relleno:








1kg. de fresas


1 vasito pequeño de agua


50 g de azúcar


1 bote de nata para montar


100 g de azúcar




Preparación bizcocho:




Batimos las yemas de los 5 huevos hasta que doblen su volumen y espumen. Añadimos la mitad del azúcar y continuamos batiendo. A parte, batimos las claras apunto de nieve fuerte, les añadimos un poquito de zumo de limón para ayudarlas a subir e incorporamos el resto del azúcar. Cuando estén bien consistentes las añadimos a la yemas con mucho cuidado.


Removemos poco a poco y de abajo hacia arriba para que cojan aire y no se nos bajen. Incorporamos la harina con la levadura tamizada y mezclamos con una espátula.


Volcamos todo en un molde engrasado y enharinado y metemos a 180º durante unos 20 minutos en el horno precalentado.


Sacamos el bizcocho del horno, dejamos enfriar y desamoldamos. Lo ponemos sobre una rejilla para que se enfríe del todo.



Lo dividimos en dos o en tres partes. La parte inferior la empapamos bien con la mezcla de anís, agua, mermelada y azúcar. Dejamos reposar y enfriar.






Preparación del relleno:


Mezclamos el azúcar con las yemas y batimos muy bien hasta que quede blanquecina y el volumen haya aumentado. Reservamos 6 cucharadas de leche y ponemos la restante al fuego con la piel de limón y la vaina de vainilla. Justo cuando empiece a hervir, retiramos del fuego y sacamos la piel y la vaina.


En la leche que tenemos reservada, ponemos la maicena y mezclamos bien. Añadimos la mezcla a la leche que tenemos calentada y volvemos a calentar todo otra vez. Seguimos removiendo con una espátula y con mucho cuidado para que no se queme ni se pegue. Vertemos entonces las yemas mezcladas con el azúcar. Seguimos removiendo con cuidado. Apartamos del fuego y ponemos la mantequilla sin parar de remover. Dejamos enfriar toda la mezcla.


Preparación relleno y presentación:


Limpiamos bien las fresas y las cortamos en rodajas a lo largo. Añadimos 50 g. de azúcar y un poquito de agua y dejamos reposar un rato.






En la primera capa de bizcocho ponemos una generosa cantidad de crema de relleno y por encima las fresas. Ponemos otra capa de bizcocho y hacemos lo mismo. En la última capa, adornamos con las fresas restantes.


Montamos la nata con los 150 g. de azúcar y nos ayudamos de una manga pastelera para adornar la tarta a nuestro gusto.





Está deliciosa.


¡Buen provecho!



















No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.