Medias Noches



Esta semana os voy a contar la grata experiencia que he tenido con estos bollos. Son riquísimos y muy fáciles de hacer. Os lo digo yo que soy bastante novata en esto de la repostería.

Como os expliqué en alguna entrada, estoy aprendiendo mucho de los blogueros a los que les apasiona la gastronomía como a mí. Ya tengo una buena lista de blogs que me sirven de referencia y próximamente iré comentando algunos, ya que a ellos les debo el que me haya vuelto un poco más cocinilla.

La receta de esta semana se llama Medias Noches y la encontraréis en el blog de Su en Webos fritos. A mí no me quedaron tan redonditos porque al tratarse de mi primera experiencia y por miedo a una catástrofe, los puse en un molde para muffins. Esto me garantizaba al menos que todos fuesen del mismo tamaño.







Ingredientes:

170g de leche entera
75 g de azúcar
120 g de mantequilla a temperatura ambiente
40 g de levadura prensada fresca (si tienes confianza con tu panadero, pídesela)
4 huevos
550 g de harina de fuerza (mi panadero es un sol, me la vendió sin ponerme mala cara.)
1 cucharadita de sal

1 huevo batido











Preparación:

Mezclar la leche con la mantequilla y batir con una batidora de varillas durante unos dos minutos. Añadir la levadura desmigajada y los huevos. Mezclar bien.

Incorporar la mitad de la harina y mezclar. Añadir la sal y el resto de la harina y continuar mezclando.

Sacar la masa del bol y trabajar en el mármol con las manos. A medida que se va amasando, la masa se irá poniendo menos pegajosa y se desprenderá de las manos y del mármol con facilidad. Trabajar durante unos 5 minutos más.

Dejar reposar la masa tapada con un trapo durante una hora en un lugar templado. Al pasar esa hora, la masa habrá subido más del doble.

Se vuelve a poner la masa con cuidado en el mármol y hacemos un rollo. Luego cortamos en pequeñas porciones, les damos forma redondeada y las chafamos un poco con los dedos.

Dejamos reposar otra hora en un lugar templado y cuidando que no haya corrientes de aire. Esas porciones de masa volverán a crecer y se convertirán en unos bollitos redondos, delicados y muy hermosos.

Calentamos el horno a 250 º

Con un huevo batido y con mucho cuidado, pintamos nuestros bollitos ahora ya convertidos en Medias Noches. Se pintan para que queden bien brillantes y con ese efecto tostado que vemos en las fotos.

Metemos las Medias Noches en el horno a 220º durante unos 5-6 minutos o hasta que veamos que tienen color dorado. Al rato, les damos la vuelta para que se hagan también por el otro lado.

Sacamos del horno y las dejamos enfriar sobre una rejilla.

La textura es esponjosa y muy delicada y permiten muchas combinaciones dulces y saladas.

En casa nos comimos unas cuantas ese mismo día. El resto, las envolví en un papel film y las congelé de tres en tres.


Durante esta semana, todos los días me llevé un pack de tres al trabajo. Me gusta llegar muy temprano y antes de ponerme a revisar los emails y los papeles, me tomaba mi café acompañado de bocadillitos de jamón dulce (Medias Noches partidas por la mitad con una loncha de jamón). ¡Nunca había tenido tantas ganas de llegar a la oficina!















6 comentarios:

recetasverocava dijo...

Una receta estupenda!!! acabo de conocer tu blog al visitar a mis blogs amigos y pude conocer tus recetas, por lo que em hago seguidora de tu blog y gracias pro compartir con nosotros tus ideas, un besin

Mª Angeles dijo...

Muchas gracias Verónica. Eres muy bien venida por aquí. ¡Vuelve pronto!
Un beso.

Mavi dijo...

Les "medias noches" boníiiiissimes. MOLTES GRÀCIES per l'esmorzar d'aquest matí, ets un sol!!!
El nou look del blog m'agrada molt, creia que seria difícil millorar el que tenies, però trobo que aquest és molt més net, i la capçal.lera (o com es digui) ensenya perfectament de qué va tot aixó. Enhorabona amiga!!! Un petonet!

Szana dijo...

nice rolls :)

Mª Angeles dijo...

Mavi: Moltes gràcies amiga!!

Mª Angeles dijo...

Szana,
Many thanks!

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario.