Pan dulce


Muchos de los dulces que se preparan durante estas fiestas en diferentes países tienen en común los mismos ingredientes. Suelen ser panes o bizcochos aromatizados con especies, frutos secos y frutas escarchadas. Ejemplos son el Pannetone italiano, el Kugelhopf alsaciano, julekage danés, joululimppu finlandés, el kolach ucraniano o el christopsomo griego entre otros.

Tomando los ingredientes base y estrenando la esencia de vainilla que tenía macerando desde mi último viaje a Madagascar, hice este pan dulce que aunque se ve un poco doradito (casi se me pasa en el horno por un despiste), ha salido exquisito de sabor.

El proceso de elaboración no tiene mayor secreto. Un poco de paciencia,  tener los ingredientes a temperatura ambiente y ponerle pasión como todo lo que se hace con agrado.




Ingredientes:

  • 650 g de harina de fuerza
  • 1 sobre de levadura de panadería
  • 150 g de azúcar
  • 5 yemas de huevo
  • 200 g de mantequilla
  • 1/4 litro d leche templada
  • Ralladura de un limón
  • Ralladura de una naranja
  • Esencia de vainilla
  • 1 chorrito de ron
  • 200 g de pasas, nueces y orejones (al gusto de cada uno)
  • 1 yema de huevo para pintar
  • Azúcar glasé para decorar
  • 1 cucharadita de jengibre en polvo










Preparación:

  1. Ponemos a macerar las pasas, orejones, etc. con el ron y la esencia de vainilla.
  2. Disolvemos la levadura en un poco de leche tibia y reservamos 
  3. En un bol añadimos una parte de harina y hacemos un hoyo en el centro.
  4. Vertemos un poco de azúcar y la leche con la levadura. Mezclamos todo hasta conseguir una masa. Hacemos una bola y dejamos que fermente  un cuarto de hora aproximadamente.
  5. batimos la mantequilla  que deberá estar a temperatura ambiente junto con las 5 yemas. Añadimos el jengibre y las ralladuras de limón y naranja
  6. Incorporamos la leche y el jugo de la maceración de los frutos secos (punto 1)
  7. Añadimos la harina, los frutos secos y la masa fermentada. Amasamos todo bien.
  8. Introducimos en un molde engrasado. Pintamos con un huevo batido y dejamos fermentar hasta que duplique el volumen.
  9. Precalentamos el horno a 200º
  10. Cuando acaba el fermentado introducimos en el horno en la parte baja  durante unos  30-40 minutos. 
  11. Dejamos enfriar, desmoldamos y espolvoreamos con azúcar glasé por encima o si lo preferimos, podemos hacer un glaseado con azúcar y zumo de limón.
NOTA: Si vemos que se dora demasiado (como es el caso del mío), se puede poner papel de aluminio por encima. Sube bastante. El molde debe ser alto o en su defecto poner papel de hornear en el molde sobrepasando unos 3 centímetros del borde.






¡FELIZ SEMANA!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.