Brunyols de l'Empordà


Hace algún tiempo ya publiqué una entrada de bunyols de l'Empordà pero como estamos en Semana Santa y en casa nos gustan mucho, vuelvo a publicar otra receta muy parecida.

Esta vez les llamaremos brunyols que es así como los llaman los ampurdaneses y no quiero que se me enfaden. 

La receta no varía mucho de la otra. Estos son un poco mas densos de consistencia pero muy gustosos y duran un poco más. Bueno, es un decir ya que a mí casi no me ha dado tiempo a hacer las fotos.  Suerte que fui un poco precavida y aparté unos pocos antes de poner el resto en la mesa que sino hoy tampoco publico entrada.




Ingredientes:


  • 315 g de harina
  • 75 g de  azúcar
  • 3,5 g de sal
  • 7 g anís (en grano
  • 35 g de mantequilla
  • 2 huevos
  • 1/2 piel de limón
  • 15 g levadura prensada
  • 125 ml de leche
  • azúcar
  • Canela en polvo
  • 1palito de canela
  • 1 poco de piel de naranja
  • Aceite suave







  1. Ponemos un recipiente al fuego con la leche, el anís 1/2 palo de canela y cuando rompa a hervir le añadimos la piel de limón. Dejamos reposar.
  2. En un bol ponemos la levadura, la harina, la mantequilla, el azúcar y la sal y mezclamos todo muy bien.
  3. Colamos la infusión de leche y la añadimos a la mezcla anterior.
  4. Incorporamos los huevos uno a uno cuidando que se integren bien.
  5. Dejamos reposar la masa hasta que haya doblado su volumen. Al menos unas 2 horas a temperatura ambiente y sin corrientes de aire.
  6. Pasadas las dos horas, hacemos un rollo con la masa y cortamos trocitos muy pequeños que les daremos forma redonda. Se puede hacer también un agujero a cada trozo en el centro en forma de rosquilla. 
  7. Ponemos una sartén al fuego con abundante aceite y agregamos la otra mitad del palito de canela y la piel de naranja. Cuando se empiece a dorar los sacamos.
  8. Freímos los trozos de masa controlando que se hagan bien y no se quemen. Se les da la vuelta cuando estén los brunyols estén bien dorados.
  9. Se apartan rápido  y se dejan reposar sobre un papel de cocina para que pierdan la grasa sobrante. Inmediatamente se rebozan en azúcar al que se ha añadido un poco de canela en polvo.
  10. Servir y degustar.





Otra variación es añadir un poco de anís o garnatxa a la infusión  justo antes de echarla a la harina.






Y para los aniseros y aniseras como yo, antes de pasarlos por el azúcar se mojan en un poco de anís. Luego se rebozan en azúcar mezclado con canela. El anís ayudará a que se enganche mejor el azúcar.




¡Feliz Semana Santa!




4 comentarios:

Ana y Blanca dijo...

Tienen un aspecto delicioso, aunque no queden tan esponjosos como los buñuelos!
Ana de JUEGO DE SABORES

Angeles Fernandez dijo...

Estoy contigo. Quedan más compactos pero están riquísimos. Te agradezco el comentario. Un saludo.

roski dijo...

Me encantan y desde luego los haré aunque tarde unos días, las fotos son preciosas.............un bico

Angeles Fernandez dijo...

Roski, te los recomiendo. Son superfáciles de hacer. Un bico y que tengas una buena semana.

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario.