Tartitas de frutas rojas



Esta vez vengo con una receta fácil, vistosa, fresca  y de éxito asegurado en la mesa. Se trata de unas tartitas que se hacen con masa sucrée, crema pastelera y frutas rojas.

Si tenéis un molde de esos de hacer muffins de 6 cavidades como el de la foto, sería lo ideal pero vale también cualquier otro recipiente similar. 




Foto: alambique.com




Ingredientes para la masa:

  • 125 g harina
  • 50 g azúcar glas
  • 1 huevo pequeño
  • 75 g mantequilla temperatura ambiente
  • 15 g almendra en polvo


Ingredientes para la crema pastelera:

  • 1/4 litro de leche 
  • 2 yemas
  • 60 g azúcar
  • 20 g maicena
  • Piel de medio limón
  • Palito de canela 


  • Frutas rojas variadas 









Elaboración:




Para la masa sucrée: se mezcla la mantequilla con el azúcar y cuando esté bien integrada, añadiremos el huevo. Una vez se haya mezclado bien, añadimos la harina y la almendra en polvo. Amasamos bien y luego estiramos  la masa con el rodillo entre dos hojas de papel film de cocina. marcamos unos círculos de tamaño de cada molde  y  ponemos  la masa a enfriar en la nevera unos 10 minutos.
Separamos los círculos de masa que hemos marcado y forramos los moldes, cuidando de que queden cubiertos hasta el borde.
Marcamos y recortamos unos círculos del mismo tamaño en  una hoja de papel de hornear y los ponemos encima de la masa. Rellenamos nuestros moldes con alguna legumbre como por ejemplo: garbanzos, judías o cualquier otra cosa para que al introducirlos en el horno no se inflen.
Horneamos a 180º (precalentado) hasta que estén dorados.







Para la crema pastelera: Calentamos la mitad de la leche con la canela y la piel de limón. Mientras tanto en un bol mezclamos el azúcar, la maicena, el resto de la leche y las yemas. 
Cuando la leche empiece a hervir, la apartamos, colamos y la incorporamos a la mezcla anterior sin parar de batir con el batidor de varillas. Volvemos a poner todo en el fuego y  continuamos batiendo. Cuando espese, retiramos del fuego y ponemos en un bol a enfriar. Tapamos con papel y terminamos de enfriar en la nevera hasta su utilización. 








Montaje:

Sacamos las tartitas, rellenamos con crema pastelera y adornamos con frutas rojas.
Espolvoreamos con azúcar glacé por encima.







Las frutas se pueden macerar previamente con un poquito de licor. Yo no lo hice ya que me gustan así.

Podemos dar rienda suelta a nuestra creatividad intercalando colores, mezclando diferentes frutas e incluso dando formas a los moldes. A mí me gusta que no se vean demasiado perfectos pues así parecen más caseros. 

Espero que os haya gustado.




¡Feliz semana!

4 comentarios:

Kaisa dijo...

Que pinta mas buena tienen esas tartitas ummm! Tienes un premio en mi blog, te invito a que pases a recogerlo
http://ideasdeandarporcasa.blogspot.com.es/2013/06/mas-premios.html
Bessoss

Laura Selene dijo...

Un bocado de dioses, tan pequeñas que te las comes sin remordimiento. Besos.

Lolita Murgui dijo...

Que espectaculares te han quedado, me encantan.
Te dejo dos premios que tienes que venir a recoger, te espero, un beso de cuina la peladilla.

thermo dijo...

Tengo el molde, es más, tengo dos bandejas así que doce cavidades para hacer esta maravilla.
Esa masa con la crema pastelera y los frutos del bosque una delicia.
Besazos.

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario.