Brioche fino





El origen de la masa brioche se remonta a la Edad Media. Ya por entonces en las celebraciones de Pascua, Navidad y bodas se hacían panecillos o tortitas que se asemejaban a los bollos actuales.

Será en el siglo XVIII cuando los artesanos comiencen a alterar la receta dando lugar al brioche o moño trenzado. Dicen que el primer brioche estaba dedicado a los agricultores para  darles suerte en la siembra, estar sanos y protegerlos contra las fuerzas del mal.

En las celebraciones de Navidad, las mujeres tenían mucho cuidado en asegurar que la trenza se preparara de la manera correcta ya que si el brioche salía roto o quemado no era un buen presagio. Para hacer el brioche la mujer debía llevar un delantal blanco y a lo largo de la preparación tenía que permanecer en silencio absoluto hasta que la masa levara completamente. Una vez levada, se escondía una moneda y el que tenía la suerte de encontrarla permanecería sano y tendría prosperidad en los siguientes años. 
Aún hoy en las regiones de Bohemia el brioche tiene larga tradición, sobretodo en Navidad y existen una gran variedad de denominaciones locales. 







Los ingredientes:


  • 260g de harina de fuerza
  • 20 g de levadura
  • 2 yemas de huevo
  • 1/8 leche 
  • 35 g de azúcar
  • 1 pizca de sal
  • 40 g mantequilla
  • 1 cucharadilla de azúcar avainillado
  • 1 ralladura de limón
  • zumo de medio limón
  • 100 g pasas de Corinto
  • un chorrito de ron
  • 1 huevo para pintar la masa










La preparación:


  1. Ponemos la mitad de la leche en un cazo y la templamos
  2. Diluimos la levadura en la leche
  3. Añadimos 1/4 de la harina y mezclamos todo bien.
  4. Dejamos levar hasta que aumente su volumen (1/2 hora) a temperatura ambiente

  1. Maceramos las pasas en el ron
  2. En un bol vertemos el resto de los ingredientes: la harina,el resto de la leche, el azúcar, la sal,las 2 yemas, el zumo y la ralladura de limón y la mantequilla derretida.
  3. Amasamos hasta que la masa tenga una consistencia suave y homogénea.
  4. Añadimos las pasas bien escurridas y la levadura 
  5. Integramos bien todo a la masa.
  6. Dejamos levar la masa en una zona templada hasta que doble el volumen
  7. Desgasamos la masa y la cortamos en 6 trozos iguales.
  8. Damos forma de rulo o cilindro a cada trozo para hacer el trenzado
  9. Juntamos los cilindros por uno de los extremos y ponemos un peso encima.
  10. Hacemos la trenza  cruzando los cilindros según nos guste más. Este paso depende de nuestra creatividad.
  11. Pitamos la masa con huevo batido y dejamos reposar a temperatura ambiente hasta que doble el volumen.
  12. Volvemos a pintar con el huevo batido para que quede dorada al hornear
  13. Calentamos el horno a 190º y horneamos durante unos 20-30 minutos 





De todos los brioches que he hecho hasta ahora, este es el que para mi gusto  he conseguido que esté más suave y esponjoso. Es una receta sencilla no solo por los ingredientes que lleva, también por su elaboración.





¡Feliz semana!

4 comentarios:

Alicia Hierbabuena dijo...

Que bonito te ha quedado!!!!!!!!!!!!!!!!!!
Y el corte delicioso, sensacional.
Besazos.

Angeles Fernandez dijo...

¡Muchas gracias Alicia!
Besitos.

Maria Jose dijo...

De seguro que esta muy buena, el corte lo dice todo, besos

Nines del Castillo dijo...

Una auténtica delicia Ángeles!!! Y con esa bonita forma, más aún ;) muy interesante lo de permanecer en silencio mientras se hacía y el mandil blanco!!!
Besossss!!!

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario.