Tarta de calabaza y mató

Se acerca el verano y  muchas estamos ya con esas dietas que nos torturan cada año para poder lucir el biquini.  Sé que los milagros no existen pero me conformo con pasar desapercibida y por esto y otras razones de salud, llevo ya unas semanas intentando no pasarme en las comidas y controlando lo más posible la alimentación.

A mí me funciona la  dieta variada  baja en grasas combinada con ejercicio, aunque veces me doy caprichos. No quiero renunciar a ciertas cosas que me gustan como por ejemplo a una copita de vino acompañando una buena comida  o un trozo de pastel  durante el fin de semana . Esto no me lo quita nadie. Eso sí, durante la semana me controlo lo máximo que puedo.

Esta semana os dejo esta tarta de calabaza y mató muy ligerita que  nos evitará tener remordimientos de conciencia por haber comido un dulce de postre. Está riquísima os lo aseguro. :-)







Ingredientes:

  • 8 galletas de chocolate sin azúcar
  • 30 g de mantequilla temperatura ambiente
  • 1 yema de huevo
  • 250 g mató (queso fresco)
  • 50 g azúcar moreno de caña
  • 250 g de puré de calabaza
  • Nuez moscada
  • 1 cucharadita de gengibre 
  • 50 g de harina 
  • 4 huevos 






Base de chocolate:

  1. Trituramos las galletas con la mantequilla y mezclamos con el huevo hasta que quede una pasta. Enfriamos en la nevera un cuarto de hora.
  2. Forramos con la pasta obtenida la base de un molde y la mitad de las paredes. Molde de 18 cm.
  3. Horneamos a 180º durante 10 minutos
  4. Enfriamos






El relleno:

  1. Lavamos y limpiamos la calabaza cortándola en trocitos.
  2. Hervimos en agua y cuando esté cocida, hacemos un puré. Presionamos bien la pulpa en un colador para quitarle toda el agua y quede lo más fino posible.
  3. Precalentamos el horno a 180º
  4. Batimos el queso con el azúcar.
  5. Añadimos el puré de calabaza
  6. Incorporamos la cucharada de gengibre
  7. Añadimos pizca de nuez moscada
  8. Echamos los cuatro huevos ligeramente batidos 
  9. Mezclamos con la harina tamizada previamente.
  10. Vertemos el relleno en el molde de la base de chocolate anterior
  11. Horneamos durante 45 minutos.
  12. Dejamos reposar en el horno caliente y apagado 1 hora
  13. Enfriamos completamente  y pasamos al frigorífico. 
  14. Servimos frío.









Es una tarta suave y sana ya que no lleva casi grasa.





¡Feliz semana!

2 comentarios:

Nines del Castillo dijo...

Qué rica Ángeles!!!! Yo también tengo que ponerme a dieta, pero no encuentro la fuerza de voluntad para hacerla, la debo haber dejada en algún cajón, jee, jeeee
Pero el secreto de hacerla bien es darse un caprichito como este que nos muestras en estas bellas fotos!!!
Besossss

Maria Jose dijo...

Vayaaa¡¡¡¡ tiene que estar la mar de buena, me gusta la idea de la calabaza, besps

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario.