Coca de cerezas


Una de las cosas que me gustan de la primavera es cuando las frutas empiezan a madurar. Ahora están ya listas las cerezas y como he explicado por aquí anteriormente, la cereza es una de mis frutas preferidas. No importa que sean  ácidas o dulces, me gustan todas y debo tener cuidado porque  son puro vicio y cuando me pongo no puedo parar de comer. Tenemos  la suerte de tener dos cerezos en casa y aunque son muy pequeños, todos los años  dan unas cerezas buenísimas .

Parte de las cerezas que hemos recogido


La nota negativa la pone siempre una familia de merlas que se concentra descaradamente debajo de los árboles esperando el turno para picotear las  cerezas. Además y por si fuera poco, este año se han añadido unas cuantas  tórtolas al festín pero les pusimos una red en los árboles que aunque no  queda muy atractiva resulta bastante efectiva. Total que nos hemos pasado buena parte del tiempo espantando pájaros para poder  recoger intacta la cosecha de cerezas y por fin ya terminamos. En total recogimos 12 Kg  y ahora tenemos en la despensa mermeladas y licores varios. También hemos hecho unas cocas riquísimas y os dejo la receta por si os animáis.

Los cerezos con la red 



Ingredientes para la masa:

  • 250g de harina de fuerza
  • 125 g leche 
  • 25 g mantequilla
  • 20 g azúcar
  • 1 huevo
  • 7 g levadura panadero
  • 1 pellizco de sal
  • Ralladura de limón

Ingredientes para  el relleno:

  • 1 kilo de cerezas pesadas sin hueso
  • 1 yema de huevo 
  • azúcar 
Tras el levado. Antes de hornear

¿Cómo se hace?

  1. Calentamos la leche a temperatura tibia (no más de 35º)
  2. Deshacemos bien la levadura en la harina.
  3. Vertemos todos los ingredientes menos la leche en la amasadora o robot. 
  4. Añadimos la leche que vaya necesitando  hasta que la masa se despegue de los bordes.
  5. Sacamos la masa  y la pasamos a la mesa de trabajo y amasamos. Yo lo hice con el método Bertinet 
  6. Dejamos reposar la masa hasta que doble el volumen (1 hora más o menos según temperatura ambiente)
  7. Separamos la masa en trozos según las cocas que vayamos a hacer.
  8. Damos unos pliegues a cada trozo, boleamos y dejamos reposar unos 15 minutos 
  9. Damos forma de coca rectangular
  10. Pintamos con huevo 
  11. Añadimos las cerezas por encima presionando con cuidado para que nos queden pegadas al subir la masa 
  12. Dejamos levar en un lugar cálido hasta que doble el tamaño. 
  13. Espolvoreamos generosamente con azúcar y horneamos a 180º (horno precalentado) hasta que se dore. 

Nota: Yo hice dos cocas. Una el mismo día y la otra  el día siguiente. En el punto 7 guardé uno de los trozos  en la nevera y la hice el día siguiente. Al sacarla de la nevera, se deja reposar un rato y luego se da forma ovalada siguiendo como se  indica en el punto 8






Lista para degustar 



¡Buenísima para el desayuno!






¡Buena semana!


1 comentario:

Laura Selene dijo...

Que ricas las cerezas, a mi también me encantan, es una suerte tener arboles porque todavía los precios están un poco altos. Una pinta impresionante la coca, no le haría un feo. Besos.

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.