Tarta de queso, amarula y dos chocolates.



Hemos estado de viaje por Zimbabwe recorriendo el país  de punta a punta y hemos vuelto como en los últimos años, con esa sensación de haber dejado parte del corazón allí. Ya son más de doce años consecutivos  los que llevamos viajando por países africanos  y no nos cansamos. África recarga las pilas y nos devuelve la serenidad que necesitamos para superar el día a día.

En cuanto al país, éste nos ha sorprendido gratamente. A pesar de que en alguna parte las carreteras no estaban todo lo bien que deberían y los recorridos se hacían interminables, hemos vivido experiencias muy satisfactorias y a diferencia de otros años, en éste viaje hemos estado muy en contacto con la naturaleza. Hemos podido disfrutar de las montañas, conocer parte de la cultura como las espectaculares  ruinas de  Great Zimbawe y hacer safaris a pie encontrando por el camino: elefantes, facóqueros, kudus, jirafas, wild dogs(lycaones), hipopótamos, búfalos, leopardos, leones...

Y como no podía ser de otro modo, llegamos bien cargaditos de Amarula que como sabéis es un licor que se elabora en Sudáfrica pero que se conoce mucho en el resto de países. Lleva crema de leche, azúcar y el fruto del árbol marula que tanto les gusta a los elefantes. Su sabor recuerda al Baileys  y a mí me encanta. Por eso y para celebrar que estamos de vuelta y que todo ha salido como esperábamos, aquí os dejo esta espectacular tarta de queso con Amarula a los dos chocolates.










Ingredientes:

  • 200 g de galletas tipo Napolitanas 
  • 80 g mantequilla en pomada
  • 690 g queso fresco (yo he utilizado una tarrina de mascarpone y otra de queso tipo mató)
  • 250g de azúcar moreno si os gusta muy dulce. Si lo queréis menos dulce con 200 g es  suficiente.
  • 80 ml de amarula
  • 160g chocolate blanco rallado
  • 150 g de chocolate negro 









Preparación:


  1. Forramos un molde de 20cm con papel de horno. Procuramos que las paredes del molde queden bien forradas y lisas.
  2. Trituramos las galletas y le añadimos la mantequilla. Amasamos hasta que todo esté bien integrado.
  3. Hacemos una base en el molde con la pasta anterior y lo ponemos en la nevera unos 20 minutos.
  4. Derretimos al baño maria el chocolate negro y con un pincel, pintamos las paredes del molde. Enfriamos en la nevera  10 minutos y volvemos a hacer esta operación cuatro veces más hasta que veamos que la capa de chocolate es lo suficientemente consistente y gruesa para que aguante bien la crema líquida que le incorporaremos más adelante.
  5. Mezclamos el resto de los ingredientes: azúcar, quesos, chocolate blanco y amarula. Debe quedar una crema suave.
  6. Sacamos el molde de la nevera e incorporamos la crema.
  7. Enfriamos en la nevera toda una noche. Si vemos que la crema está poco consistente, la metemos en el congelador hasta que esté como nos guste.
  8. Desmoldamos con mucho cuidado, sacamos el  papel y servimos bien fría.








¡Feliz semana!

3 comentarios:

Vero dijo...

Me ha gustado mucho :) No conocía la amarula, con todo, tomo nota de la receta. Graciasss :)

Bavette dijo...

Que viaje más maravilloso, que envidia. La receta genial, tomo buena nota, el aspecto es espectacular y muy apetecible. Maravilloso blog, me quedo por aqui.
Un saludo y feliz semana.
Ettore

Angeles Fernandez dijo...

Muchas gracias Ettore. Un honor tener tu visita en mi blog.
Saludos.

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario.