Mi bizcocho de anís

Ayer tuve uno de esos días de inspiración culinaria y lo aproveché. Me levanté temprano, cosa que no suelo hacer últimamente muy a menudo los fines de semana. Hacía un sol radiante y me apetecía ponerme en la cocina con los potes e tixolas.

Después de hacer todo lo que tenía programado del día me puse manos a la obra y aquí tenéis el resultado: bizcocho de anís.


¿La receta? un poco de allí, un poco de allá... A ver si me acuerdo porque todo lo hice sobre la marcha, sin planificar.
Ingredientes:
  • 1 y 1/2 vasos de azúcar
  • 2 vasos de harina de repostería
  • 1 vasito de anís (al gusto )
  • 3 huevos
  • 1/2 vaso de leche
  • 1 cucharadita de las de café de zumo de limón
  • 1 sobre de levadura Royal
  • 1/2 vasito de aceite suave (un poco menos de 1/2 vasito)
  • 1 puñadito de uvas pasas
  • 1 vasito de coñac
Nota: para la medición me refiero a un vaso de los de agua, excepto para el coñac y el anís que será un vasito de los de licor.
Para la guarnición:


  • Azúcar glas
  • Almendras crocantes de pastelería (se venden en los supermercados en la zona de repostería).
  • 1 cucharadita pequeña de miel mezclada con 1 cucharadita de anís dulce.
  • 1 manzana cortada en láminas muy finas

    Primeramente encenderemos el horno para que se vaya calentado mientras trabajamos los ingredientes de la manera siguiente:
Preparación:

1-Ponemos las uvas pasas a macerar con el coñac mientras preparamos todo lo demás.

2- Separamos las claras de la yemas

3- Batimos las yemas con el azúcar

4-Agregamos a las yemas el aceite, la leche y el anís. Continuamos batiendo con varillas o batidora con varillas.

5- mezclamos la levadura con la harina y tamizamos.

6- Añadimos poco a poco la harina a las yemas y seguimos removiendo con las varillas hasta que quede una masa bien homogénea.

7- montamos las claras a punto de nieve. Cuando estén bien montadas, añadimos el zumo de limón.

8- Incorporamos las clara con cuidado a la mezcla anterior y removemos en círculos de abajo hacia arriba lentamente y mucho cuidado para controlar el aire.

9-Ponemos un poco de aceite en el molde y lo enharinamos.

10- vertemos la masa y esparcimos en ella las pasas bien escurridas.

11- Adornamos con las láminas de manzanas

12- horneamos a 180º hasta que esté cocido (pinchamos con un palillo y si sale limpio ya está listo).

13- Sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla antes de desmoldar.

14- Con un pincel mojamos la parte de las manzanas con el almíbar que hemos preparado de miel y anís.

15- esparcimos las almendras por encima. Éstas quedarán enganchadas en el almíbar.

16- espolvoreamos con azúcar glas.






Lo mejor de todo, la esponjosidad.


Y como veis, el resultado es espectacular y yo me voy a 'zampar' para desayunar este trozo que veis aquí.


¡Buen provecho!



1 comentario:

Anónimo dijo...

Muchas gracias por esta receta que me parece especialmente atractiva y práctica.

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario.