Tarta de chocolate, nueces y orujo



No soy muy chocolatera, por eso no hago muchos postres de chocolate aunque esta vez ha sido una excepción ya que en casa gustan  y de tanto en tanto hay que contentar a todos. 

Inicialmente tenía la intención de hacer unos caprichos glaseados de chocolate. Es decir, porciones pequeñas de chocolate con un baño de glasa.  El caso es que me fui liando y al final terminé haciendo una tarta de chocolate con muchas nueces y emborrachada de orujo gallego casero. Nada que ver con  la intención pero el caso es que el experimento triunfó de tal manera que en la mesa hubo suspiros aplausos y hasta alguna alabanza.

Al final rematamos la sobremesa con una buena siesta en el sofá para hacerle burla a un día nevado y quizás el más frío de los que hemos tenido en lo que va de invierno.

En cuanto a la receta, ésta no es complicada pero lleva unos cuantos ingredientes de aporte calórico importante. Se recomienda consumir con prudencia y moderación aunque nos cueste resisitirnos a  la tentación.







Los ingredientes :



  • 115 g mantequilla en pomada
  • 175 g de chocolate negro
  • 125 g de azúcar
  • 50 g de harina
  • 2 huevos
  • 1 cucharadita de las de café de levadura en polvo
  • 50 g de cacao en polvo
  • 75 g de nueces
  • Nutella o Nocilla (depende de lo fan que seas de uno o de otro)
  • 3 cucharadas de miel
  • Una buena copa de orujo







La preparación:


  1. Engrasamos un molde redondo (18 cm)
  2. Precalentamos el horno
  3. Derretimos 125 g de chocolate al baño maría. El resto lo reservamos para la cobertura.
  4. Batimos 100 g de mantequilla con el azúcar hasta lograr una crema blanquecina. Yo realicé este paso a mano con varillas por miedo a que se me cortara. Si esto ocurre, ponemos el bol encima del agua en dónde habremos derretido el chocolate y batimos enérgicamente por unos segundos hasta que vuelva a tener la textura deseada.
  5. Añadimos los dos huevos uno a uno y  continuamos batiendo con delicadeza
  6. Cuando el chocolate se haya enfriado, vamos echándolo con cuidado a la mezcla y continuamos batiendo con las varilla.s
  7. Añadimos la harina mezclada con el cacao en polvo y la levadura pasado todo previamente por el tamiz. No batimos, solamente mezclamos hasta que todo esté bien incorporado.
  8. Vertemos la mitad de la masa en el molde.
  9. Cubrimos con una capa de  nueces. 
  10. Ponemos la otra mitad de la masa encima de las nueces y alisamos bien.
  11. Horneamos a 160º hasta que esté cocido. 
  12. Sacamos del horno y dejamos enfriar encima de una rejilla.
  13. Con un palillo, hacemos  varios agujeros en el bizcocho.
  14. Vertemos el orujo por encima para que vaya cayendo por los agujeros. 
  15. Cubrimos con una buena capa de Nutella o Nocilla. Reservamos.
  16. Derretimos al baño maría el resto de la mantequilla con el resto de chocolate y la miel.
  17. Cubrimos y esparcimos toda la mezcla por encima de la tarta alisando lo mejor posible para que quede bien presentada. 
  18. Los bordes se pueden adornar con láminas de chocolate. Para hacerlas sólo tenemos que dejar enfriar un poco del chocolate de cobertura encima de papel de aluminio. Lo alisamos  con una espátula y una vez frío, se despega en trocitos que nos sirven para decorar a nuestro gusto.


El resultado es una tarta bastante jugosa que tiene un intenso aroma a chocolate y orujo ¡Deliciosa!.

Puedes hacerla sin orujo o con cualquier otro licor.



4 comentarios:

Ainoa 13♥ dijo...

Me encanta la pinta que tiene!

Angeles Fernandez dijo...

Gracias por tu visita Ainoa.
Un besito.

roski dijo...

De lujo esta tarta ...........y como que otro licor............orujo que pa eso somos Galegos....................un bico

Angeles Fernandez dijo...

Orujo of course...mucho mejor!
Un biquiño Roski e grazas pola visita.

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario.