Bunyols de quaresma

En Catalunya por estas fechas empiezan a llenarse las pastelerías de bunyols de quaresma. Su elaboración es variada. Pueden hacerse con leche, con agua, con leche y con agua, etc. Unos los rellenan con crema, con nata, con chocolate y otros les añaden incluso una pizca de anís. Lo cierto es que en cualquiera de estas variedades son deliciosos.



El truco para que salgan bien está en la pasta y ésta depende de los huevos. Si los huevos son muy pequeños o demasiado grandes pueden estropear nuestro trabajo. Para ello, es mejor ir añadiéndolos de uno en uno hasta que veamos que la masa queda suficientemente espesa.

Vamos por partes:


Ingredientes:



  • Una cucharada de azúcar
  • Una cucharadita de sal
  • Un vaso de agua
  • Mantequilla (80 grs.)
  • 125 g. de harina
  • 3 huevos mediano
  • Un poquito de anís
  • Aceite para freír
En un cazo al fuego ponemos la mantequilla, la sal, el azúcar y el agua. Cuando los ingredientes están mezclados y sin que lleguen a hervir, añadimos la harina que habremos tamizado previamente. Removemos fuertemente hasta que la pasta quede bien compactada y se separe de las paredes del cazo.
Dejamos reposar un ratito y añadimos los huevos uno a uno y vamos removiendo con cuidado hasta que la pasta quede bien mezclada y homogénea.
Calentamos aceite en una sartén y con una cucharita vamos echando porciones de pasta en el aceite. Debemos poner muy poca cantidad ya que se infla mucho y els bunyols no tienen que quedar demasiado grandes.
Vigilamos que nos se quemen y cuando estén doraditos los sacamos y los dejamos en un papel absorbente. Rociamos con unas gotas de anís y los 'sobamos' bien con el azúcar.

¡Buen provecho!

Como se puede apreciar en el plato de la foto falta uno. No pude resisitir la tentación de comer uno al hacer la foto. ¡ Están tan ricos!

1 comentario:

Mavi dijo...

mmmmm qué bons són els bunyols!!! i segur que els teus no són una excepció. Molt bona pinta!

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario.